Un poco de práctica

Más información en...

Memoria en la enfermedad de Alzheimer

La alteración progresiva de la memoria es lo más característico y suele ser el primer síntoma en la demencia tipo Alzheimer.

 

  • Hay una importe afectación de la memoria reciente, con incapacidad para aprender nueva información.
  • La memoria inmediata se conserva
  • La memoria remota en las primeras fases se altera poco pero con el avance de la enfermedad va deteriorándose.

 

En cuanto a los subsistemas de memoria a largo plazo:

 

  • La memoria episódica, está bastante alterada, lo que se manifiesta por olvido de los acontecimientos vividos, inicialmente de los hechos más recientes, como por ejemplo: haber ido a visitar a alguien y no recordarlo, preguntar repetidamente sobre algo, olvidar citas, encargos, leer algo y no recordarlo al día siguiente, negar hechos recientes. Más adelante se van borrando recuerdos cada vez más antiguos, que en fases graves pueden ser el nombre de los hijos, la muerte de un familiar ocurrida años antes o el lugar donde se ha trabajado durante años.
  • En las fases más tempranas , el rendimiento de la memoria mejora si al paciente se le dan indicios o claves para el recuerdo,  se cree que esto es debido a que en estas fases la función de los lóbulos prefrontales aún está preservada.
  • La  memoria de trabajo (capacidad de mantener temporalmente la información en nuestra mente y de manipularla) se afecta desde desde fases iniciales. Se altera la capacidad  del ejecutivo central, las tareas que requieren planificación y control. Se manifiesta en funciones como el cálculo del dinero de una compra, la comprensión  de frases complejas con relaciones internas, el razonamiento y la resolución de problemas, o el seguimiento de una conversación de varias personas.
  • La memoria semántica, aunque en las primeras fases está conservada. La alteración se manifiesta por el olvido progresivo de los conocimientos adquiridos a largo plazo de la vida, por ejemplo el significado de una palabra, ser incapaz de clasificar objetos, etc.
  • La memoria procesual, se deteriora en la fase de demencia grave, en las primeras fases de demencia, el paciente es capaz de realizar el aprendizaje de tareas, aunque es incapaz de recordar las sesiones y el proyecto de aprendizaje.

 

El deterioro de la memoria se puede valorar en tres grados:

 

LEVE: ligera pérdida de memoria que no interfiere las actividades cotidianas. Se afecta sobre todo el aprendizaje de material nuevo. La memoria a medio y largo plazo puede estar mínimamente afectada. Puede olvidar citas, compromisos, dónde deja sus cosas, lo que acaban de decir, etc.

 

MODERADO: No puede evocar informaciones básicas sobre lugar de residencia, actividades recientes o nombres de personas allegadas. Las actividades cotidianas e incluso la propia autonomía están muy comprometidas. En la fase moderada la información nueva no se retiene apenas o se retiene muy poco tiempo, y además se pierde el material que ya estaba aprendido, solo se mantiene lo muy familiar.

 

GRAVE: No se retiene información nueva. Sólo se evocan fragmentos de lo ya aprendido. Fracasa incluso al tratar de conocer a familiares cercanos. No es autónomo.
Comments