Demencia y pseudodemencia

DEMENCIA

 

Es una enfermedad degenerativa del Sistema Nervioso Central. Se trata de un proceso de deterioro patológico progresivo e irreversible de la memoria y otras funciones cognitivas y emocionales en comparación con el nivel previo del paciente antes de contraer la enfermedad.

 

El resultado de la misma, es la falta de adaptación personal, social y laboral del enfermo de carácter progresivo e incurable hasta el momento.

 

La situación patológica creada por la demencia se extiende en el tiempo, convirtiéndose en enfermedad crónica. El diagnóstico de demencia no se puede realizar cuando existe un trastorno de conciencia debido a un delirio, estupor o estado comatoso, o cuando la existencia de otras anormalidades impiden una correcta evaluación del estado mental del enfermo. Se basa en la conducta del enfermo y no puede determinarse a través de otras técnicas como la tomografía computarizada o la electroencefalografía, que pueden servir para determinar las causas de la demencia.

 

Existen numerosos instrumentos de evaluación neuropsicológica fiables y válidos que permiten el diagnóstico de esta enfermedad (baterías de test) . Además de aplicar al menos una prueba para medir el funcionamiento cognitivo incluyendo la memoria, el lenguaje, habilidades visoespaciales, pensamiento abstracto, solución de problemas y praxias, también es necesario aplicar escalas funcionales y de conducta que permitan comprobar si aumenta la severidad con el paso del tiempo.

Por todo lo dicho, es fundamental un diagnóstico precoz y poner en funcionamiento el mecanismo de distintas técnicas que frenen de manera efectiva la progresión del deterioro de la memoria, que como bien hemos visto, influirá posteriormente de manera global en la actuación de la vida diaria.


 

PSEUDODEMENCIA
 
Los trastornos de memoria de origen psicopatológico con frecuencia se engloban como un síntoma más, aunque muy importante, dentro de la alteración llamada Pseudodemencia.

 

El término pseudo ha sido muy criticado sobre todo en el caso de la depresión que los déficit cognitivos son demostrables. Algunos autores proponen otras alternativas como “disfunción cognitiva de la depresión”, “síndrome demencial de la depresión” o “demencia reversible de la depresión”, aunque este término es más amplio y se suele usar para las demencias tratables (como por ejemplo, demencia reversible por déficit de

Ácido fólico, etc.)

Comments